Inicio Televisión A&E presenta la nueva competencia deportiva para perros “Top dog”

A&E presenta la nueva competencia deportiva para perros “Top dog”

289
0
Top Dog - Fórmula Entretenimiento
Top Dog - Fórmula Entretenimiento

A&E estrena el próximo domingo 9 de agosto la atractiva y emocionante serie TOP DOG, una competencia en la que destacados perros policía y domésticos compiten en imponentes circuitos de obstáculos para consagrarse como el Top Dog de la temporada.

Top Dog - Fórmula Entretenimiento
Top Dog – Fórmula Entretenimiento

TOP DOG reúne a los mejores perros profesionales K9 de élite, a los que se habitualmente se los conoce como perros policía, y a perros ‘civiles’ o domésticos junto con sus guías para competir en un recorrido de obstáculos especialmente diseñado para poner a prueba la agilidad, velocidad, detección, comunicación, trabajo en equipo y detención de sujetos.

Te puede interesar: Luis Alfonso Lanza “Esta noche”

De un casting de más de 800 perros, 54 de estos animales, entre policías y domésticos, fueron elegidos para competir entre ellos en cada uno de los 11 episodios de esta serie realizada en Sable Ranch Los Ángeles, y que está presentada por el reconocido periodista y comentarista deportivo Curt Menefee, junto con el entrenador experto Nick White y con informes de la reportera deportiva Jamie Little en la línea de la competencia. El ganador de cada episodio recibe una recompense de 10.000 dólares y el equipo ganador del episodio final recibe un premio de 25.000 dólares y una donación a una organización benéfica de su elección.

Es la primera vez que hago un programa de televisión en este nivel en el que está involucrado una red enorme, como A&E, que es una de las más grandes y una gran plataforma nacional”, cuenta Nick White. Y describe: “Esta serie combina diversión, combina una carrera de obstáculos, combina competencia y combina perros. Entonces, con todas esas cosas individualmente, en mi opinión, siempre habrá una audiencia. Porque todos aman a los perros, todos quieren competencia y ahora todos estos elementos están combinados en un único show”.  

“Me tocó hacer lo que amo hacer y que me apasiona, y hacerlo en una plataforma nacional, y poder observar a algunos de los mejores perros de policía del país competir frente a mí en vivo y poder llamarlos y escuchar sus historias y hablar con los manejadores, fue una de las cosas más humildes y sorprendentes que podrían haber pasado en mi vida y creo que serán difíciles de superar”, explica el expert. “Una de las cosas que creo que fue más conmovedora para mí fue escuchar las historias detrás de los adiestradores y escuchar las historias detrás de los perros: las cosas por las que pasaron, las pruebas y tribulaciones, las adversidades y ahora estar donde están. Eso fue algo que yo era ingenuo y supongo que no tenía en cuenta. Y estoy seguro de que la mayoría de las personas tampoco y ahora podrá verlo”, cuenta Nick.

En la serie TOP DOG, cuatro equipos policiales integrados por K9 y un equipo civil, junto con sus guías, compiten a través de una carrera de obstáculos masiva de tres asaltos para poner a prueba su conjunto de habilidades, incluida la velocidad, la agilidad y el trabajo en equipo. Desde perseguir a los sospechosos y derribar objetos a través de un mordisco, hasta sumergirse por una pileta, rastrear olores y saltar por las paredes, los competidores deben aprovechar cada aspecto de su entrenamiento y el fuerte vínculo y confianza entre el perro y el guía.

El programa muestra una parte del equipo trabajando y una gran parte del vínculo con el perro, ese lazo. Cuando existe esa confianza, los guías pueden hacer que los perros hagan muchas cosas que los perros probablemente no habrían hecho sin eso”, dice Nick White, quien además, independientemente de la confianza entre los animales y sus guías afirma que “los perros deben tener distintas cualidades para sí o sí poder participar de este certamen, sean o no policías. Para competir en TOP DOG y poder tener una oportunidad, cada perro tiene que tener algunos elementos básicos: agilidad, obediencia, trabajo de olfato y trabajo de mordisco. Si su perro tiene todas esas condiciones, entonces tienen la oportunidad de tener lo que se necesita para ser el mejor perro, el Top Dog”, explica.

Te puede interesar: “Hola má” el nuevo éxito de Mati Gómez

Al construir un circuito con obstáculos para estos talentosos equipos de perros y dueños o guías, los creadores del programa trabajaron con la Policía de Los Ángeles – LAPD (Los Ángeles Police Department) – y los mejores expertos, para asegurarse de que cada desafió fuera seguro y divertido para los perros y sus cuidadores, pero que además ofrezca un reto intenso para estos equipos talentosos. Cruces de puentes de cuerda, saltos en el agua, enfrentamientos al fuego, pruebas de olfato y mordida son algunos de los retos más desafiantes que presenta TOP DOG. Con un equipo veterinario siempre presente en el set durante la filmación, el entrenador Nick White da su opinión experta sobre las cinco partes más difíciles del curso y explica qué habilidades se ponen a prueba en cada sección.

Los obstáculos de la competencia

K9-Combine: El puente colgante

El primer curso de obstáculos que enfrentan los competidores se ha denominado K9-Combine, y se compone de cinco desafíos separados. El cuarto de esos desafíos es el Puente colgante, donde el perro y el entrenador deben correr por una rampa, y el perro debe cruzar tablones tambaleantes suspendidos por cuerdas y separados por grandes huecos para llegar al lado opuesto, un obstáculo diseñado para probar la confianza de los perros en superficies inestables.

Nick dice que el puente derribó a algunos competidores porque “era justo cuando daban ese primer paso y comenzaba a temblar un poco, y retrocedían o saltaban“. La superficie desconocida pareció sorprender a algunos de los perros. Sin embargo, para sí lograr vencer este obstáculo, los manejadores confían en incentivar a sus compañeros de equipo. “Lo que realmente me gusta es cuando el guía dijo: ‘Está bien, tiene miedo de hacer esto, pero sé que su amor por su recompensa supera este miedo a esto‘”, dice Nick. “Y usan eso para motivarlos. Es como un niño: si tienes miedo de hacer algo y tus padres dicen: ‘Oye, si lo haces, te compraré un helado’. Estás como ‘Oh, está bien, lo intentaré’ “.

K9-Combine: The Splashdown

Después de conquistar el Puente Colgante, los perros se enfrentan inmediatamente con su desafío final en el K9-Combine: The Splashdown, una piscina de aproximadamente 14 metros que separa a los perros de la línea de meta. Los perros necesitan dar un salto volador hacia la piscina, nadar hacia el otro lado y subir a una rampa. Sin embargo, no todos los competidores están interesados ​​en mojarse: algunos se detienen antes de lanzarse, mientras que otros se sumergen. Nick dice que la diferencia es la experiencia.

Muchos de estos perros simplemente no están expuestos al agua“, explica el experto. “Tal vez estás en el medio de Montana, donde no hay lagos, océanos o quizás no hay estanques en varios kilómetros, y realmente no tenés agua en tu ciudad o en tu área de patrulla. Por lo tanto, no tiene sentido pasar muchas horas y horas de entrenamiento haciendo simulacros de agua o entrenamientos en agua cuando no es realista para su trabajo.”.

Para los perros que trabajan en ciudades cercanas a cuerpos de agua, y especialmente para el componente K9 de los Navy SEAL y las Fuerzas Especiales Marinas de los EE. UU., hacer ejercicios en el agua es una forma de vida. Nick dice que Water Intrusion Training incluye cosas como “los perros que saltan al agua para morder”. “Los perros persiguen a los sospechosos en el agua y los detienen. O, por el contrario, los equipos vienen del océano y ven a un sospechoso en la playa salir corriendo y entonces liberan al afuera, él nada, llega a la playa, sale corriendo y los persigue antes de que los equipos lleguen a la playa”. 

K9-Combine: Escape de Incendio

Otro de los grandes desafíos en la lista tiene que ver con la comunicación. Correr por el “Escape de Incendio”, una torre de cuatro pisos que requiere escaleras desplegables para acceder a cada piso, es un desafío en sí mismo. Pero el verdadero truco para conquistar este obstáculo es lograr que tu compañero canino no solo agarre la bola colgante que está conectada hacia la escalera que conduce al siguiente nivel, sino comunicarle al animal que la pelota necesita ser bajada para que las escaleras caigan.

Los perros no tuvieron problemas para agarrar las bolas porque son perros entrenado“, dice Nick. “Sin embargo, le correspondía al guía comunicarse realmente con el perro para decirle, ‘Hey, tienes que agarrarlo’. Una vez que el perro entendió eso en el primer nivel, en general fue bastante fácil para ellos en el nivel dos y tres “.

Estos competidores no se enfrentan a muchas pelotas de goma que cuelgan de cuerdas en su trabajo diario, pero la comunicación siempre es clave para su éxito como equipo. Y el desafío físico de subir la escalera de incendios es algo con lo que se enfrentan a diario. “Obviamente, el agarre y tirón de la pelota en sí mismo no se relaciona directamente, pero la salida de incendios sí lo hace. Los perros van a edificios de apartamentos, edificios comerciales y almacenes industriales haciendo barridos de complejos en busca de sospechosos. Entonces, obviamente ellos corren hacia arriba y hacia abajo muchos escalones y navegan a través de obstáculos a medida que avanzan “.

Te puede interesar: J Balvin, Dua Lipa, Bad Bunny y Tiany presentan nuevo sencillo “One Day”

El Reloj

Nick dice que uno de los aspectos más desafiantes de TOP DOG no es un obstáculo, sino la carrera contra el reloj. A medida que el temporizador funciona, los manejadores se encuentran luchando contra sus propios nervios y apresurándose a completar desafíos, sacrificando la precisión por la velocidad. Ahí es cuando las cosas pueden complicarse.

El perro no dice, ‘Dios mío, voy a estar en la televisión nacional’. No saben nada de eso“, explica Nick. “Simplemente saben, ‘Voy a saltar esta pared y voy a entrar aquí y oler’. Pero el guía sí sabe todas esas cosas; y ahí es cuando se cometen errores“.

Entre el tiempo que corre, las luces y cámaras que distraen, y el conocimiento de que estarán en la televisión, los competidores enfrentan una serie de variables que, cuando se suman, pueden volverse abrumadoras rápidamente. “Como decimos en la aplicación de la ley”, dice Nick, “la totalidad de las circunstancias agrega un gran impacto“.

Aún así, estar listo para cualquier cosa es parte del trabajo, y los equipos tienen mucha práctica para mantener la compostura. “En su trabajo real, habrá mucho estrés y muchas cosas a veces”, dice Nick. “¿Cómo van a funcionar bajo situaciones de stress y presiones que no esperaban? Al igual que en la vida real, no saben cuál será el próximo desafío“.

The Boneyard

Después de completar el K9-Combine, los perros se enfrentan al último desafío de su capacidad de olfato: el Boneyard. Aquí, los equipos tienen solo cinco minutos para buscar en un laberinto de habitaciones e identificar correctamente cinco elementos secretos y perfumados. Los manipuladores no tienen idea de qué artículos están buscando, solo el increíble sentido del olfato de un canino puede encontrarlos. Parece bastante sencillo. Entonces, ¿qué lo convierte en un desafío?

Primero, es un laberinto de más de 900 metros cuadrados“, dice Nick. Eso es mucho espacio para esconder solo cinco objetos. Y cuando los objetos perfumados son tan pequeños como un portacepillos de dientes o un guante de béisbol, el nivel de dificultad aumenta. Pero que el perro realmente encuentre el objeto es solo una parte del desafío. El controlador también tiene que estar en su juego para notar que su perro los alerta sobre el objeto.

Con tanto espacio para cubrir, los equipos tienen que moverse rápidamente, pero esa velocidad puede tener un costo. “Se apresuran a atravesarlo“, explica Nick, “y, a su vez, apresuran a su perro a pasar por habitaciones que, si se hubieran tomado su tiempo y hubieran hecho una búsqueda más metódica como lo harían en la calle, los perros habrían alertado “.

Te puede interesar: Gyzuz presenta “Punto Final”

El Boneyard fue diseñado para ser la prueba de detección de olores más dura del mundo. Un desafío difícil porque los caninos que compiten en el Top Dog de Estados Unidos son increíblemente hábiles para usar sus narices. Como dice Nick, “para muchos de estos perros, Boneyard es, a falta de una palabra mayor, el trabajo a tiempo completo de los perros, que es encontrar y alertar sobre el olor“. Los perros que trabajan en narcóticos están patrullando, olfateando sustancias ilegales, todos los días. Y los perros que olfatean explosivos se están convirtiendo en algo más común. Nick ofrece un ejemplo: “Si un presidente viene a la ciudad o algo así, muchos de estos departamentos están ayudando al Servicio Secreto de los Estados Unidos a registrar estadios en busca de explosivos o registrar hoteles en busca de explosivos, que es donde entra en juego realmente el Boneyard. “Es lo que están acostumbrados a hacer”.

Top Dog - Fórmula Entretenimiento
Top Dog – Fórmula Entretenimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí